Un año más desde la Fundacíón Movimiento Ciudadano colaboramos con el Ayuntamiento de Manises, y su concejalía de Memoria Histórica, en la preparación de las Jornadas por la Recuperación de la Memoria Histórica.

Este año hemos preparado una exposición de cartas de maniseros llegadas desde los campos de concentración y las cárceles españolas, así como desde el exilio.

¿Y ESTAS CARTAS?
Pues están aquí porque Franco ganó la
guerra.
Y no llegaron a su destino porque así lo
decidieron los falangistas que por derecho de
victoria y conquista se adjudicaron el poder
de controlar la vida de los ciudadanos en
todas sus facetas.
En Manises además de todos los resortes de
poder “gestionaron” la administración de
correos, incautándose las cartas que les dio
la gana, sin ningún miramiento hacia los
sentimientos de las personas, porque como
podremos ver solamente contienen
sentimientos.
Y las tenemos aquí, porque por desidia o
pereza no fueron destruidas y un ciudadano
comprometido por la democracia, fue
recuperando poco a poco lo que pudo y los
donó a la biblioteca pública Pere Ibarra de
Elche para su conservación. Este fondo
documental está a la disposición de
cualquier estudioso que lo precise.
En la vida casi nada es simple o sencillo y
aun menos lo fue para quienes remitieron
estas cartas desde, donde aquel maldito
1939 la historia los dejó en suerte.
Sus padres, sus hermanas, sus amigos y
sus novias estuvieron esperando un cartero
que nunca llegaría.
Con estas cartas recuperadas, recorremos un camino de memoria y aprendizaje.

 

 

 

Además de la exposición, que estará en la Casa de la Cultura de Manises hasta el 28 de abril, las Jornadas tienen como actividades la proyección del documental «El Terrer, un poble emmudit», la visita guiada al cementerio de Paterna con ArqueoAntro, dos visitas guiadas por la Fundación Movimiento Ciudadano y teatralizadas por el Ateneu Cultural Ciutat de Manises a la exposición, una charla con los responsables de la exhumación de la fosa 22 en el Cementerio de Paterna y la actuación de Juan Pinilla y Lucía Sócam.


 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *